Arquimaster - Medio digital de arquitectura, diseño y construccion Estas visitando la version anterior,
para ver la version actual realiza click aca

 

     
       
 
Climanet - Doble Vidrio Hermetico DVH
icon icon
Matyser - Materiales y servicios para la construccion
Grupo DEMA - App - Descarga gratis - Aqcua System, Duratop, Sigas, Tubotherm
Curso Completo de Diseño en BIM con Revit
CUBEN - Diseño de laboratorios, ingenieria, instalaciones especiales
TANKE SA - Tapas de acceso
ARNEG Argentina
Bara
Casa Franz (Vivienda de veraneo en Mar Azul, Pcia. Buenos Aires) - Arqs. María Victoria Besonías y Luciano Kruk
 

Ficha técnica
Obra: Casa Franz (Vivienda de veraneo)
Ubicación: Mar Azul, partido de Villa Gesell, provincia de Buenos Aires, Argentina
Arquitectos: María Victoria Besonías, Luciano Kruk
Colaborador: Arq. Leandro Pomies
Superficie del terreno: 337 m2
Superficie construida: 87m2
Año de construcción: 2010
Fotos: Gustavo Sosa Pinilla

Contacto
http://www.bakarquitectos.com.ar

 

Ver planos de la obra

Ver memoria de la obra

Esta obra es el resultado de un proceso que se inicia con la construcción en el año 2004 de una casa de veraneo en el bosque de Mar Azul con las siguientes premisas.


Construir en el bosque: Proponer alternativas que garanticen la supervivencia de los entornos naturales

Mar Azul es un lugar que conocemos hace muchos años por esa razón cuando en el 2004 construimos la primer obra sabíamos que teníamos que intervenir en un territorio que a pesar de su gran valor paisajístico nunca contó con un sostén legal que resguardara ese patrimonio de la voracidad de los que lotean con un único objetivo: sacar la mayor renta de la tierra. Que tampoco cuenta con un código que, comprendiendo la lógica de ese entorno privilegiado, reglamente resolviendo el desajuste entre ese loteo inapropiado y las posibilidades de construir sin que se pierda la calidad ambiental del sitio. A esta situación descripta se le suma como agravante la proliferación de una tipología "casa pintoresca en un lugar de fantasía", que paulatinamente va "domesticando" ese bosque, dueño aún, de una potente presencia agreste. Operar en ese sitio, significó entonces, asumir sus desajustes como un desafío y ver, hasta dónde, los arquitectos podemos hacer un aporte alternativo.

La respuesta fue la proposición de una arquitectura de mínimos recursos tanto materiales como formales, no sólo como elección estética sino como principio ético de valorización de un uso más racional de los variados recursos disponibles. Esa arquitectura despojada debía incorporarse al paisaje con voluntad de pertenencia, buscando integrarse a esa realidad preexistente. Para que esto suceda es necesario "saber escuchar" lo que el sitio comunica de manera que los primeros acercamientos deben estar libres de prejuicios respecto del mismo para poder captar no sólo los datos tangibles y por lo tanto calificables y mensurables, sino aquellas atmósferas que el lugar brinda y que sólo podremos percibir si nuestra mirada está libre de preconceptos sobre el mismo. Esto quiere decir practicar el ejercicio de "ver por primera vez". Considerar los datos, dejarse invadir por esas sensaciones que el lugar suministra e imaginar como el propio proyecto los capitaliza, es fundamental para que arquitectura y paisaje puedan fundirse.

Habíamos practicado este ejercicio (casi como un vicio profesional) veraneando en Mar Azul en reiteradas oportunidades, de manera que valorábamos la potente presencia paisajística de su bosque, las sensaciones que suministran sus continuos cambios en el tiempo, pero además habíamos experimentado el microclima que provee: la atenuación de los fuertes vientos marinos que se producen debajo de los árboles, la sombra constante que estos suministran protegiendo del calor en verano aunque produciendo un ambiente muy húmedo en invierno, y algo que para nosotros fue determinante en la toma de decisiones a la hora de proyectar, el hecho de que bajo los pinos se ve reducida notablemente la cantidad de luz durante todo el año. También sabíamos que el bosque no requiere de mantenimiento, salvo remover la vegetación seca, si es que no se introducen nuevas especies que rompan esa armonía.


Aprovechar lo que el ambiente ofrece

Reconocer este particular microclima fue determinante, (junto con el bajo presupuesto disponible y la necesidad de mantenimiento nulo de la casa) de las decisiones estético-constructivas que definieron la obra. La necesidad de captar la luz dio lugar a concebir esa primer obra como un "semicubierto" y resolverla entonces con grandes paños de vidrio que desde adentro posibilitaran vistas en todas direcciones y desde afuera reflejaran el paisaje haciendo que la casa se mimetizara con el mismo. La necesidad de acelerar los plazos de ejecución de la obra y evitar su mantenimiento posterior nos decidió a construir con hormigón a la vista. La sombra reinante por otro lado nos permitía utilizar este material ya que la misma suministra suficiente protección térmica desde la primavera hasta entrado el otoño. Su acondicionamiento para el invierno no era demasiado relevante (aunque por supuesto estuvo previsto) dada su condición de casa de veraneo. La aislación hidrófuga se resolvió con un hormigón de gran compacidad y con un estudio de la forma de la envolvente para que la evacuación del agua de lluvia se realizara muy velozmente.


Usar de manera sensata los recursos disponibles

La calidad expresiva del hormigón visto y sus propiedades de resistencia e impermeabilidad ya mencionadas, hicieron innecesario cualquier tipo de acabado superficial, lográndose un bajo costo de ejecución en las terminaciones sin necesidad de mantenimiento futuro. Por otro lado el color y la textura del hormigón realizado con encofrado de tablas de madera resultó de una presencia contundente y mimética a la vez, permitiendo que la obra se exprese en armonía con el paisaje. Es síntesis, una envolvente de dos únicos materiales -hormigón y vidrio- resuelve la integración con el paisaje y da respuesta a los temas formales, estructurales, funcionales, de terminaciones y de mantenimiento.

Con idéntico criterio la resolución de las actividades al aire libre fue el resultado de realizar la menor operación sobre ese ambiente. Se evitó todo tipo de ajardinamiento no sólo por la comodidad de no mantenerlo sino para evitar dejar expresado límites innecesarios en un paisaje por ahora poco construido, ni sectores contrastantes con las características paisajísticas del este ambiente privilegiado. Nos gusta esa marcada homogeneidad del bosque de coníferas solo interrumpida de tanto en tanto por alguna acacia y pastizales de nuestra pampa que son por otra parte la vegetación dominante en los médanos próximos al mar.


Varias casas, algunos interrogantes

La propuesta arquitectónica que nuestro estudio viene realizando en el bosque de Mar Azul, preocupada en integrarse a ese ambiente que la origina, y alejada de los estereotipos del lugar, ha encontrado muy buena aceptación. Son varios los encargos de casas con un pedido expreso de repetir la misma solución estético constructiva y que valoran tanto las decisiones sobre un uso más relajado de la vivienda, como la falta de mantenimiento de la construcción. Esto es, sin duda, muy gratificante para nosotros pero a su vez nos plantea una serie de interrogantes que se convierten en materia de reflexión en cada nuevo pedido. Dejarlos planteados es una manera de empezar a buscarle solución.
Nos preguntamos: Si la propuesta se presenta funcional tanto a la unidad ambiental cómo a los requerimientos estéticos, de uso y de mantenimiento que plantean los comitentes, ¿es válido buscar una nueva solución sin otra justificación que no sea probar con algo diferente, apostando sólo a la novedad?

Si por el contrario optamos por continuar haciendo casas de hormigón visto, ¿es lícito producir cambios en su apariencia utilizando por ejemplo diferentes tipos de encofrados, manipulando la superficie de terminación con acabados especiales o usando hormigones coloreados? Todos estos procedimientos ¿no son maniobras de carácter puramente decorativo que van contra los principios de austeridad y sencillez que dieron origen a la propuesta?
Por el contrario hacer de esta propuesta de materialidad sin adornos, tal como fue experimentada, un prototipo y profundizar con cada encargo particular su pertenencia al paisaje y la búsqueda de diferentes maneras de habitarlo ¿no parece lógico y éticamente correcto?

¿Ese sería entonces el desafío de cada nuevo proyecto? ¿Concentrarse en adaptar este prototipo estético-constructivo a las necesidades particulares y únicas de los que van a habitarlo y a las singularidades del lote y su entorno? ¿Reforzar con cada propuesta el propósito de que lo que allí se construye no puede romper con la unidad paisajista que representa ese bosque y debe procurar bienestar de quien lo habita? ¿Insistir en encontrar la manera de transformar cada casa en "nido o madriguera" (1)?

(1) Término usado por el Arq. Felipe Uribe en el Nº 17 de la revista 1:100 para referirse a nuestras casas de Mar Azul.

Tratando de dar respuesta a estos interrogantes encaramos el proyecto de la Casa Franz.


Memoria Casa Franz

El lugar
El terreno sobre el que debíamos intervenir está próximo a la esquina, es de pequeña dimensión y el dato más relevante que presenta es un desnivel de casi tres metros desde un extremo al otro de un frente de apenas 15 metros. El lote en sí se encuentra muy forestado con pinos marítimos de gran porte, pero a continuación del mismo, el bosque se ralea de forma abrupta de manera que, tratar de preservar los ejemplares del propio terreno, fue una de las condicionantes de la búsqueda de soluciones.

El encargo
El pedido de los comitentes, un matrimonio con hijos mayores, fue una casa pequeña de alrededor de 80 m2) de hormigón (como las que habían visto en el lugar) para ser usada fundamentalmente en verano. Con sólo dos dormitorios de medidas mínimas y un baño de manera de poder destinar la mayor superficie al área social ya que pensaban usarla acompañados de amigos o de sus hijos.

La propuesta
El desnivel abrupto del lote, la privacidad que este genera respecto de la calle en buena parte del frente y la necesidad de aprovechar la escasa superficie requerida reduciendo al máximo posible las áreas de circulación del programa dado, son los temas que hacen singular a esta casa con una propuesta estético constructiva similar a las otras construidas por el estudio en Mar Azul.

Como respuesta a estos condicionantes decidimos que lo más conveniente era proponer una vivienda muy compacta resuelta en dos plantas que ocupara la menor superficie de suelo para así salvaguardar la mayor cantidad de árboles, observando a la vez que esta resolución en dos niveles en un terreno de gran pendiente nos permitía poner en contacto con el suelo a casi todos los ambientes de la casa. Es así que resolvimos el programa dentro de un prisma de planta cuadrada recostado en la pendiente al que se le ha vaciado un cuarto de su volumen creando un espacio exterior semicubierto de doble altura atravesado por dos pinos de importante porte. Espacio que por su escala y ubicación en relación con las diferentes áreas de la casa se transforma en el protagonista principal de esta propuesta.

La organización funcional
El acceso a la vivienda está definido por el espacio semicubierto de doble altura. Desde este lugar y a través de dos grandes ventanales se puede entrar a la zona social desarrollada como un único ambiente con la cocina integrada al mismo, un pequeño toilette y una escalera que conduce al área de dormitorios. Esta planta de acceso presenta sus lados mayores casi totalmente enterrados de manera que fue necesario hacer entrar la luz desde la planta superior a través de una abertura cenital por un lado y de un ventanal alto en el hueco de la escalera por el otro.

El acceso a la segunda planta a través de la escalera es una oportunidad para sentir la presencia del paisaje ya que uno de sus lados totalmente vidriado permite sentirse incorporado en el mismo, Una vez arriba a través de un pequeño hall distribuidor se puede acceder a un baño con un importante ventanal, al dormitorio de huéspedes con vistas al semicubierto y al dormitorio principal con expansión a la parte más alta del terreno a través de un deck. Esta terraza de expansión al encontrarse muy elevada respecto de la calle goza de vistas privilegiadas al paisaje y también de privacidad.

La construcción
La casa está construida con tres materiales básicos: hormigón a la vista, vidrio y madera en los deck exteriores. Las losas de los diferentes volúmenes apoyan mediante tabiques y vigas invertidas de hormigón visto y están terminadas con una pendiente mínima para que se produzca rápidamente el escurrimiento del agua de lluvia. Se utilizó un hormigón H21 con el agregado de un fluidificante para que esta mezcla con escasa cantidad de agua al fraguar, resulte de mucha compacidad y no requiera de impermeabilización. Los pisos son de paños de alisado de cemento divididos por planchuelas de aluminio. Las aberturas son de aluminio anodizado color bronce oscuro. El sistema de calefacción, dado que no existe gas natural en la zona, se resolvió combinando salamandra, estufas a gas envasado y estufas eléctricas.

Mobiliario
Salvo las camas, los sillones y sillas el resto del equipamiento de esta vivienda está resuelto en hormigón.


Planos
Realice click en los links para ver los planos.

[1] Planta baja
[2] Planta alta
[3] Corte 1
[4] Corte 2


Imágenes

Realice click sobre las imágenes para ampliarlas.


Acerca de los proyectistas
Para más información sobre BAK arquitectos visite el sitio web bakarquitectos.com.ar

 
 
Si usted es profesional, este es su espacio para publicar su obra o proyecto (en forma gratuita). Para más información visitar la sección contacto: click aquí.
   
   

Noticias
informes especiales
bienal de arquitectura BA11
bienal de arquitectura BA09
publicaciones

Artículos
notas y artículos de interés
arquitectura legal
diseño de iluminación
software de arquitectura y diseño

Recursos
curso de decoracion (gratis/online)
archivo temático
descargas externas
curso de croquis (gratis/online)

Precios y costos
precios de materiales, indices y
costos m2 de construcción

Proyecto
obras construidas
proyectos para concursos
proyectos de estudiantes
arquitectos destacados
obras destacadas

Diseño
diseño industrial y mobiliario
diseño interior y decoración
Casa FOA 2009
Casa FOA 2010
Casa FOA 2011
Casa FOA 2012
Casa FOA 2013
Casa FOA 2014
Estilo Pilar 2010
Estilo Pilar 2012

Construcción
materiales y tecnologías
novedades de empresas
sector inmobiliario

Agenda
cursos y seminarios
congresos y bienales
charlas y eventos
exposiciones y muestras
concursos

Facultad
becas y subsidios
posgrados y maestrías
donde estudiar

Varios
ofertas laborales arquitectura, diseño y construccion
suscripcion newsletter (gratis)
redes sociales
publicidad

Arquimaster en Facebook
Arquimaster en Twitter
Arquimaster en LinkedIn
Arquimaster en Pinterest