Cómo reaprovechar el agua con pisos drenantes de poliuretano

Al posibilitar un 90% de permeabilidad, evita el estancamiento de agua y si el suelo natural que se encuentra debajo es absorbente, capta el agua y permite que siga hacia su acuífero natural y luego se reaproveche.

Por su resistencia, porosidad y capacidad de absorber el agua y el calor, los pisos drenantes pueden aplicarse en diferentes superficies, grandes y continuas: desde carriles exclusivos para transporte público y bicicletas hasta veredas y espacios al aire libre para cervecerías.

Este tipo de revestimiento es un aliado para los constructores que buscan minimizar el impacto de la lluvia y evitar estancamientos e inundaciones. Al posibilitar un 90% de permeabilidad, permite que el cauce del agua no se altere y drene hacia las napas. Si el suelo natural que se encuentre debajo es absorbente, capta el agua y permite que siga su cauce hacia su acuífero natural y luego se reaproveche. El sistema de poliuretano para pisos drenantes que funciona como un adhesivo que une agregados, como piedras, formando superficies resistentes, duraderas y altamente permeables.

En Argentina, BASF trabaja junto a sus clientes para que cada vez más ciudades, municipios y constructores particulares apliquen este tipo de solución en distintos usos. A través de Redes Sustentables, Elastopave®, un sistema de poliuretano para pisos drenantes, se aplicó en 60 obras y 25 mil m2.

En Buenos Aires, se aplicó en plazas y parques, tales como Parque Centenario, Parque Lezama, Parque Patricios y Plaza Armenia. La composición del producto impide que las raíces de las plantas rompan el pavimento, lo que garantiza una mayor durabilidad del solado en parques y veredas. Además, este tipo de revestimiento puede instalarse en jardines de bares y restaurantes o bien patios de las cervecerías que son tendencia en el mundo gastronómico, ya que son una alternativa sustentable que impermeabiliza y le da estabilidad a las mesas y sillas.

En localidades de Gran Buenos Aires como San Isidro, Tigre, Vicente López, Escobar y San Isidro ya se aplicaron más de 4.300 m2 en veredas y bicisendas. Al ser aplicado alrededor de los árboles, permite que el agua drene naturalmente y humedezca la tierra, evita la formación de islas de calor porque su estructura abierta permite el flujo de aire y además que el viento acumule hojas o basura ya que la vereda queda en el mismo nivel.

En infraestructura para el transporte urbano, el sistema se utilizó en ciclovías, ya que es ideal para que el andar sea más confortable, y está preparado para utilizarse en islas centrales de los carriles exclusivos, ya que resisten el flujo constante de transeúntes, la velocidad de ejecución se reduce a la mitad y además al evitar que el agua se acumule en la calzada, baja el riesgo de inundaciones tras lluvias intensas.

Los pisos drenantes de poliuretano también son ideales para veredas de barrios privados o bien estacionamientos privados y residenciales, ya que implican un costo menor a los pavimentos tradicionales, los tiempos de aplicación se reducen a la mitad, permiten que el pintado se realice 24 horas después de la instalación se pueden y al tratarse de un sistema con poliuretano transparente permite una gran libertad en la elección de diseños, ya que toma el color y la apariencia de la piedra utilizada.

Experto consultado
Marcelo Rosa, responsable en Poliuretanos para la Construcción Sustentable de la unidad Materiales de Performance de BASF

Para subscribirse en forma gratuita al newsletter de Arquimaster, por favor complete el siguiente formulario:

Su nombre

Su direccion de email

Ingrese nuevamente su email

[[ Suscripcion a NEWSLETTER ARQUIMASTER ]]