La tendencia hacia las pantallas grandes: ¿por qué «más grande es mejor» cuando se trata del televisor?

Cada vez más argentinos eligen un televisor con pantalla grande para equipar sus hogares y esto se da por los grandes beneficios que conllevan.

Hoy en día, los consumidores buscan una imagen más amplia e inmersiva. A nivel global, por ejemplo, la venta de pantallas grandes creció notablemente en los últimos años y, de hecho, expertos en tecnología ya prevén un crecimiento del 17% en las ventas de 2020 de TVs de 75″ o mayores, así como un aumento de 110% en ventas de TVs 8K en el mundo. [1]

En Argentina, esta tendencia también pisa fuerte: durante el segundo trimestre las ventas de televisores de 75″ o mayores crecieron en un 192% en comparación con el primero. En este contexto, en junio llegó al país el primer televisor equipado con tecnología 8K con una pantalla de 75 pulgadas y marcó un récord de ventas, agotando su stock en menos de un mes. Frente a este panorama, Samsung ya adelantó que en los próximos meses el QLED 8K estará nuevamente a la venta.

Esta tendencia hacia las grandes pantallas se explica con los grandes beneficios que trae esta tecnología para cualquier tipo de usuario, desde el amante del cine hasta quien disfruta de tomar clases online.

Realismo 2.0

Puede sonar simple, pero es cierto: cuanto más grande sea la pantalla, más fácil será apreciar su calidad de imagen.

La clave está en el equilibrio entre tamaño y resolución (es decir, la cantidad total de píxeles que contiene la pantalla de un televisor). Cuanto más grande es, mejor su resolución. Un televisor de ultra alta resolución como el QLED 8K de Samsung incluye los 33 millones de píxeles en su pantalla. Esta resolución hace que los píxeles sean imperceptibles (amplificando la inmersión y brindando una imagen amplia y más realista)

Con esto en mente, es fácil ver por qué los consumidores califican constantemente el tamaño de la pantalla como uno de los factores más importantes que afectan la decisión de compra.

Viendo películas

Con una pantalla grande, todos nos sentimos en el cine.

Un televisor de pantalla grande y alta resolución es ideal para disfrutar de películas con el nivel de detalles que fueron planeadas. Esto incluye películas en 4K Ultra-HD Blu-ray, así como contenidos de una lista cada vez mayor de servicios de streaming. Los efectos especiales se ven más espectaculares, y los momentos cinematográficos se vuelven mucho más impresionantes.

Además, por ejemplo, con la tecnología integrada en QLED 8K de Upscaling que mejora cualquier imagen llevándola a una calidad similar a las de 8K, las películas clásicas como El Padrino (de la década del 70) se ven como nunca antes se habían visto: con un nivel de detalle impresionante y con nuevos elementos que antes pasaban desapercibidos.

Momento gaming

Las consolas de videojuegos actuales son excepcionalmente potentes y capaces de admitir un juego increíblemente detallado, y cuando se combina con un televisor de pantalla grande, la acción se vuelve todavía más realista.

Los televisores QLED de Samsung ofrecen el Modo de Juego Automático (Auto Game Mode), una función incorporada que analiza automáticamente los dispositivos de juego conectados y optimiza la configuración del televisor para que sea lo más detallado, fluido y realista posible.

Para gritar cada gol

Para mirar un partido de fútbol o cualquier otro deporte, un TV de pantalla grande tiene la capacidad de mostrar mejor la acción y cada detalle, como si estuviéramos dentro de la cancha.

Además, los televisores QLED 8K están equipados con tecnología de inteligencia artificial, que identifican las características de cada señal de audio, mejorando el sonido de los eventos deportivos para crear situaciones hiper realistas.

Clases virtuales y entretenimiento

Por último, una de las tendencias más importantes en los televisores de hoy fue cómo se usan para tomar clases online. Con tantos estudiantes aprendiendo desde casa en los últimos meses, los TVs se convirtieron en herramientas valiosas para despertar la curiosidad de los más chicos y aprovechar cada instancia de capacitación. Todos los contenidos que antes disfrutábamos únicamente desde el celular, ahora podemos verlos también en el televisor.

Además, los televisores QLED de Samsung ofrecen entretenimiento para todas las edades. Hacen que todo, desde la navegación web hasta la grabación de programas, sea simple y conveniente, y cuentan con una Guía Universal intuitiva, que ofrece a los usuarios recomendaciones personalizadas basadas en su historial de visualización.

Antes de cambiar el televisor…

Si estás pensando en actualizarte y comprar un televisor de pantalla grande y no sabés qué medida quedaría mejor en tu living, una buena idea es crear un esquema del tamaño de la TV con cinta adhesiva en la pared. Así, podrás tener una imagen mental de cuál es el tamaño adecuado.

Mas informacion
http://www.samsung.com.ar

[1] La firma de investigación de mercado OMDIA ha pronosticado que los envíos de televisores de 75 pulgadas y más grandes alcanzarán 4.92 millones de unidades en 2020, un aumento del 17% con respecto al año pasado (4.21 millones). Se prevé que las ventas de televisores 8K aumenten de 119 mil unidades en 2019 a 250 mil unidades en 2020.

Quizás también te interese ver...

Newsletter ARQUIMASTER

¡Anotate para recibir GRATIS novedades de arquitectura, diseño y construccion: Proyectos, agenda, articulos y mas!