Nuevos desafíos de RRHH en Cerámica Ctibor

La empresa Cerámica Ctibor, a partir de la inauguración en 2013 de su segunda línea de producción de ladrillos huecos, ha generado nuevos desafíos de RRHH. Por un lado, ha incrementado su plantel, llegando hoy a 130 empleados. Asimismo debe enfrentar la adaptación de equipos de trabajo de diferentes generaciones, desde la Generación Y a los Baby Boomers, logrado a partir de la implementación de un Plan de Desarrollo Cultural.

Al sostenido crecimiento de Cerámica Ctibor, este último año se ha sumado la apertura de una segunda línea para producción de ladrillo hueco, y paralelamente su plan de expansión regional. A partir de ello surgieron desafíos de recursos humanos. Por un lado, el aumento del personal, que llega hoy a 130 empleados. Asimismo esto ha generado un movimiento cultural donde antiguos y nuevos empleados de distintas generaciones deben trabajar con sinergia.

Para lograrlo, se ha elaborado un Plan de Desarrollo Cultural que busca la integración del personal y la alineación de expectativas de todas las partes. La Lic. Eugenia Ctibor, Gerente del Área de Recursos Humanos y representante de la cuarta generación de la familia sostiene: «Existe un fuerte replanteo del sistema de trabajo. El escenario actual ha cambiado, y han surgido nuevos valores y principios. Nuestro objetivo es mantener aquellos valores que hacen al ADN de la compañía y agiornarnos en otras cuestiones. En Ctibor conviven los Baby Boomers -nacidos entre 1945 y 1964- la Generación X -hasta 1980- y la nueva Generación Y. Respecto de esta última, de la cual tanto se ha hablado, tiene características muy diferentes a las anteriores al ser nativos digitales, pragmáticos y disfrutar del trabajo en equipo.  Buscamos que todos puedan sentirse a gusto en la compañía, por lo que desarrollamos un trabajo muy fuerte de comunicación y adaptación intergeneracional».

En relación a los planes de entrenamiento para los empleados que la compañía desarrolla hace ya más de diez años, Eugenia Ctibor destaca: «Nuestra prioridad es que el personal cuente con los recursos y conocimientos necesarios para desarrollarse y superarse en su trabajo. Hemos realizado convenios con la Escuela Tecnológica Juan Bautista Alberdi, a partir de los cuales los empleados recibían capacitaciones en electricidad mecánica, neumática, soldadura. También hemos contado con la presencia de profesores del colegio en nuestra empresa para que el personal pueda incorporar los conocimientos en el propio lugar de trabajo. Cada año varía la metodología de trabajo según las necesidades propias de ese momento».

De esta manera, la compañía mantiene una política centrada en el desarrollo y el crecimiento de los empleados. «Nuestra cultura del trabajo se basa en tres fundamentos que nos enorgullecen: la confianza para potenciar el aporte entre los equipos interdisciplinarios, la buena disposición y cooperación para afrontar los diferentes desafíos que implican la producción continua propia de una empresa ladrillera y por último, una comunicación fluida que permita la buena coordinación de tareas», concluye.

Acerca de Cerámica Ctibor
Cerámica Ctibor es una empresa familiar centenaria dedicada a la fabricación de ladrillos huecos. Fue fundada en el año 1905 por Francisco Ctibor y desde su antigua planta de Ringuelet, La Plata, tuvo un rol fundacional en la construcción de la ciudad. Hoy funciona en ese predio el Museo del Ladrillo, de la Fundación Espacio Ctibor. Fue reinaugurada en 1998 por su nieto Jorge Ctibor en el Parque Industrial de La Plata, desde donde abastece a un mercado que va desde Bahía Blanca, toda la provincia de Buenos Aires, hasta Rosario y zona de influencia.

Más información
http://www.ceramicactibor.com.ar

Newsletter ARQUIMASTER

¡Anotate para recibir GRATIS novedades de arquitectura, diseño y construccion: Proyectos, agenda, articulos y mas!