Cómo lograr una pared rústica en pocos pasos

En pocos pasos, y con la ayuda de la pintura a la tiza Oh My Chalk!, podés crear ambientes con estilo y muy poco esfuerzo.

Una de las grandes ventajas de la pintura a la tiza es que no requiere trabajar la superficie a pintar. Con que sólo esté limpia y desengrasada ya podés comenzar a dar forma a tu «obra de arte». Por eso, la pintura a la tiza es ideal para remodelaciones, donde el tiempo nos termina superando y buscamos soluciones rápidas y efectivas.

En el caso de la imagen podemos ver una pared que sólo presentaba el revoque fino, sin enduído. De esta manera se logra una pared con estilo rústico para que me combine con los calcáreos del piso.

Una primera mano de tono Vainilla de pintura a la tiza Oh My Chalk! sirvió para cubrir la porosidad de la pared. En un segundo paso, se mezcló el tono Vainilla con Butter para lograr una intensidad más suave. En esta segunda mano de pintura, se logró el efecto deseado con la ayuda de una brocha redonda (para cubrir la porosidad de la pared) y de un rodillo tipo «corta gota» para distribuir la pintura.

Si querés proteger la pared podés mezclar Laca al Agua Oh My Chalk! en partes iguales con la pintura. Para conseguir las pinturas a la tiza ingresá a http://www.ohmychalk.com y buscá el Punto de Venta más cercano.

Oh My Chalk! Pintura a la tiza
Una de las últimas novedades en pintura decorativa es la pintura a la tiza. La empresa Oh My Chalk! produce este tipo de pintura en dos presentaciones, de 110 y 210 cc, y en más de 40 colores.

Se trata de una pintura al agua, en base a polímeros, con acabado mate y terso. Es muy fácil de usar ya que es súper cubritiva, para la que no hace falta preparación previa de la pieza, bases, ni imprimantes.

Sólo asegurarse de que la superficie esté limpia y desengrasada. Apta para todas las superficies (madera, metales, vidrio, plástico, telas, cuero, etc). Es ideal para decoración y restauración de muebles.

Al ser una pintura tan versátil permite mezclar los colores entre sí para generar nuevos tonos.

Se aplica con pincel suave, entre una y dos manos, de acuerdo a la terminación que se quiera lograr. El tiempo de secado es de 30 minutos aproximadamente. En caso de superficies enchapadas (melamina, corlock, fórmica, zinc, vidrio, etc) es necesario dejar 24 horas entre ambas manos.

El trabajo realizado con pintura a la tiza se debe proteger con cera en pasta, en el caso de un uso moderado y laca o barniz al agua, cuando el uso es intenso. Se puede aplicar cualquier técnica sobre la pintura, y en el caso de sublimación no es necesario aplicar polímero.

Oh My Chalk! también produce pintura a la tiza metalizada y pintura a la tiza pizarrón.

Más información
http://www.ohmychalk.com

Para subscribirse en forma gratuita al newsletter de Arquimaster, por favor complete el siguiente formulario:

Su nombre

Su direccion de email

Ingrese nuevamente su email

[[ Suscripcion a NEWSLETTER ARQUIMASTER ]]