Los expertos en baños definen los baños de ensueño

Muchas personas sueñan con un baño bonito y grande. No obstante, cuando el sueño se trata de hacer realidad, éste suele desvanecerse rápidamente y la ilusión inicial desemboca en la temerosa pregunta de cuál es la diferencia real entre un baño de ensueño y uno «normal». ¿Qué debemos tener en cuenta?

Cumplir el reto del diseño atemporal
La base para un baño de ensueño depende en primer lugar, por tanto, de la elección del diseño correcto, afirma el experto en baños. Tarea nada fácil cuando se piensa en la «vida útil» que tiene un baño: la mayoría de personas utilizan el mismo baño durante 15 ó 20 años y varias veces al día.

El equipamiento de un baño de ensueño debe, por tanto, cumplir con las altas expectativas de diseño clásico y atemporal. Clásicos del diseño como, por ejemplo, el baño de Philippe Starck, que ha marcado un hito de la historia del baño y ha sido elogiado por su diseño sencillo y genial, no pasan de moda tan rápido. Sin embargo, en ningún caso el diseño debe ser una excusa para menospreciar la funcionalidad. Todo producto de diseño debe poder instalarse fácilmente y tener utilidad real.

Crear el «marco» adecuado para vivir
Sieger Design ha realizado más de 15 proyectos en colaboración con Duravit, de entre ellos muchos éxitos de ventas. Para Michael Sieger el baño de ensueño está totalmente relacionado con el tema de la comodidad. En su opinión, igual que la cocina hoy en día presenta una transición fluida hacia el salón, también el baño empieza a extenderse hacia el dormitorio. Así, el baño se convierte en centro del espacio privado, que se abrirá a nuevas funciones como el descanso nocturno, el gimnasio y un lugar de bienestar.

El diseñador: «Un baño de ensueño es aquel que cumple con el principio de apertura a nuevas funciones y eleva la vida en el baño a un nuevo nivel de relajación y comunicación familiar». Por este motivo, su diseño debe orientarse a la consecución de un ambiente confortable. Los muebles tienen un papel fundamental en la «nueva calidad de vida en el baño»: «Maderas nobles como ébano, roble tratado con cal, cerezo o palisandro confieren calidez y personalidad a un baño. La calidez natural de la madera contrasta con la cerámica y la fibra acrílica blancas de lavabos, inodoros, bidés y bañeras, además de aportar una sensación de estancia para vivir en el baño».

Pero no sólo los lavabos deben revestirse de madera, según Sieger Design, sino también las bañeras e incluso las duchas pasan a la categoría de muebles gracias a los revestimientos de madera: «De este modo, el baño obtiene el marco adecuado para convertirse en un espacio para vivir y un baño de ensueño».

Superar la cotidianidad
En el diseño de la bañera Sundeck de Duravit, Martin Bergmann, del trío de diseño vienés EOOS, ha concebido una cubierta de descanso acolchada plegable. Así ha convertido en realidad lo que le faltaba para disfrutar de un baño de ensueño.

«Queríamos que la bañera tuviera una nueva función adicional que permita a las personas utilizarla de forma más diversa», declara el diseñador: «Por ejemplo, una persona puede asearse rápidamente después de practicar bicicleta de montaña o relajarse después del baño». Así, la zona de la bañera se puede utilizar para distintas cosas útiles y, «en un principio, no se identifica como bañera».

Bergmann: «Un baño de ensueño aporta nuevas posibilidades para el uso diario, uno también vive con la bañera después del baño ritual. Pueden, al mismo tiempo, unirse conscientemente las funciones diarias con los rituales de tumbarse y relajarse. El que decide la calidad simbólica de la bañera no es el diseñador sino el usuario».

Escenificar luces y colores
«La luz y el color son un componente importante en la calidad de vida e influyen en gran medida en nuestro bienestar», considera Andreas Struppler, diseñador de Duravit procedente de Múnich. Por este motivo, él cree que la luz es un factor decisivo para la calidad de un baño de ensueño: «En el baño, donde empieza y acaba el día, la luz adecuada implica un buen comienzo del día y de la noche».

Según Struppler, el concepto de iluminación debería estar estructurado de modo que, en primer lugar, ayudase de forma puramente funcional a los ojos en las tareas visuales más difíciles y, al mismo tiempo, permitiera orientarse por la noche a niños y a personas mayores. «En segundo lugar, debe poder provocar emociones y crear sensaciones y ambiente», afirma Struppler.

Por último, la «luz ambiental», según la define el diseñador, es fundamental precisamente para disfrutar de un agradable final del día. «Cuando las luces iluminan las paredes y el techo dispersando por la estancia un relajante color azul, un estimulante rojo, un reconfortante verde o todos los colores en alternancia, la relajación durante el baño es aún mucho mayor». Para él, un baño es un baño de ensueño cuando reina un aura mágica de luz y color, cuando el baño seduce con un éxtasis fascinante de colores, cuando cada tono escenifica otro estado de ánimo… ¡arriba el telón para la próxima representación del baño de ensueño!

Duravit América Latina
info@ar.duravit.com

Para subscribirse en forma gratuita al newsletter de Arquimaster, por favor complete el siguiente formulario:

Su nombre

Su direccion de email

Ingrese nuevamente su email

[[ Suscripcion a NEWSLETTER ARQUIMASTER ]]