Pisos drenantes de poliuretano poseen hasta un 90% de permeabilidad y permiten el reaprovechamiento de agua

La impermeabilización del suelo urbano, promovida por el desarrollo inmobiliario y la pavimentación excesiva de las calles y veredas, es el principal causante de las inundaciones y los daños en el cemento y el asfalto.

En este sentido, los pisos absorbentes que permiten el paso del agua se convirtieron en una solución utilizada por los constructores para minimizar el impacto de la lluvia y reducir el riesgo que conllevan las inundaciones.

Para minimizar el impacto de las lluvias y reaprovechar el agua, los sistemas de poliuretano para pisos drenantes como Elastopave© de BASF funcionan como adhesivos que unen agregados, como piedras, formando superficies altamente resistentes y permeables. Además de drenar el agua, este sistema evita su estancamiento y facilita su absorción, logrando que se infiltre hasta su acuífero natural.

Este tipo de revestimiento es recomendable para áreas externas, como veredas, edificios y principalmente espacios públicos, como plazas, parques y lugares al aire libre. Además, en las industrias pueden satisfacer la exigencia técnica de contar con un área permeable. Una solución innovadora en ese mercado es el piso absorbente formado por un compuesto de poliuretano, Elastopave©, que funciona como un adhesivo para unir agregados, como piedras y gravillas, por ejemplo.

Forma superficies uniformes, resistentes, duraderas y altamente permeables, soporta flujo intenso de peatones y previene que las raíces de las plantas rompan el pavimento o lo agrieten, garantizando una excelente durabilidad en ambientes naturales como parques, plazas, aceras, jardines. Además, la superficie monolítica y estable favorece la accesibilidad de sillas de ruedas.

En áreas que requieren mayor resistencia mecánica, como estacionamientos, la alternativa es el Hormigón Permeable. Preparado con aditivos especiales, es un hormigón con alto índice de vacíos y con bajo consumo de agua y de arena en su producción.

Estas soluciones innovadoras e importantes para la construcción civil ya se implementan y se están convirtiendo en un recurso para la captación y reaprovechamiento del agua. Se pueden instalar por encima de un sistema de drenaje y captación para que el agua de lluvia sea recogida y almacenada.

El uso de la manguera por 15 minutos para el riego de plantas llega a gastar 279 litros de agua. Con los suelos absorbentes, el agua puede reaprovecharse y reutilizarse, contribuyendo a la sustentabilidad.

Articulo por Marcelo Rosa, Responsable en Poliuretanos para la Construcción Sustentable de la unidad Materiales de Performance de BASF

Para subscribirse en forma gratuita al newsletter de Arquimaster, por favor complete el siguiente formulario:

Su nombre

Su direccion de email

Ingrese nuevamente su email

[[ Suscripcion a NEWSLETTER ARQUIMASTER ]]