fbpx

Señalización y elementos para el regreso al espacio de trabajo post-pandemia

Por Roby Azubel. La pandemia de Coronavirus nos hizo replantearnos de una forma más bien brutal, el futuro de nuestro espacio de trabajo. ¿Cambiarán para siempre las oficinas o será un cambio temporal?

Es una pregunta a la que, debido a la poca información concluyente, el mundo no tiene aún una respuesta definitiva, unívoca, en la que podamos confiar.

Lo que podemos decir es que, irónicamente, esta enfermedad, que generó este «experimento global de Work from Home» en el cual estamos viviendo, transformará nuestro espacio de trabajo, en uno más sano, tanto desde el punto de vista arquitectónico como actitudinal.

El regreso se hará de forma gradual, y por lo tanto, los cambios en estos espacios serán provisorios y puestos a prueba de forma constante, hasta que conozcamos en profundidad 2 cuestiones importantes:

– El comportamiento del virus Covid-19.
– Entender qué será importante para la gente en el mundo post-pandemia.

Sobre el virus hay aún más incógnitas que certezas y por el momento, nos manejamos con una distancia social de 1.5 metros y normas de higiene definidas por organismos como WHO, y el Ministerio de Salud Pública, pero como decíamos, las incógnitas sobre el comportamiento del virus son muchas y hasta que no sean despejadas, los cambios serán provisorios, o mejor dicho, estarán sujetos a evolucionar junto con nuestro conocimiento.

Respecto a qué será importante para la gente, podemos hacer conjeturas más o menos acertadas usando nuestro sentido común y la información hasta momento, pero solo lo sabremos cuando el regreso sea efectivo y habrá entonces que ajustarlo sobre la marcha. Desde el comienzo habrá que buscar la forma de transmitir tranquilidad a la gente que vuelve a su trabajo, hacerles saber que nos hemos asegurado de que el espacio en el que trabajarán no representa una amenaza para su salud y así puedan ocuparse de sus tareas sin preocupaciones añadidas.

La llamada «nueva normalidad» obligará a introducir cambios, pero creo que sería un enfoque inteligente y prudente al menos hasta que las normativas sean definitivas, que sobre todo en espacios existentes, estos cambios tengan un mayor peso sobre el espectro actitudinal, tanto del empleador como del empleado, que sobre el arquitectónico que sin duda deberá ajustarse. Pero por el momentoviviremos una transición hasta tener definiciones por parte de la comunidad médica.

Una adecuada implementación del Signage simplifica la vida en la oficina, la hace más agradable y mejora la productividad.

Ya sea en oficinas o en salones de venta el Signage ayuda a la gente a orientarse en el espacio que ocupan. Es lo que se conoce como Wayfinding Signage. Saber cómo llegar al destino sin complicaciones, reduce el tiempo dedicado y evita frustraciones, ambos son fundamentales para mejorar la productividad.

Si bien el Wayfinding, de hecho, condiciona nuestro comportamiento llamamos Behavioral Signage al que se refiere exclusivamente a nuestra actitud, a nuestra forma de comportarnos inclusive para con nosotros mismos. Esto no es nuevo, existen habitualmente en lugares públicos, pero son menos comunes en los espacios de trabajo. Ahora sí, comenzarán a tener presencia.

Con ellos podemos ayudar a cumplir normas y protocolos de limpieza y distanciamiento social. El Behavioral Signage es un recordatorio de qué debemos hacer para disminuir el riesgo de contagio.

Utilizando ambas tipologías correctamente para crear situaciones que garanticen o al menos mejoren el distanciamiento social y ayuden a reforzar los protocolos de higiene, concientizando sobre la importancia de estas conductas, será nuestra misión al momento del regreso para que la nueva normalidad se más agradable y segura.

Acerca del autor de la nota
Roby Azubel
Arquitectura, diseño y produccion
http://www.azubel.com

Este documento es un ensayo que, basado en datos recopilados de las fuentes detalladas, refleja exclusivamente la opinión de su autor. Dada la delicadeza de los temas abordados, este documento no debe ni puede tomarse como normativa de ningún tipo sin antes consultar a una autoridad competente en la materia y que pueda asumir la responsabilidad de las acciones a tomar.

Fuentes y conceptos
Gensler – Research & Insight
HOK – Design for Change
WHO – World Health Organization
Julia Meis – Yoshihisa Kashima – Signage as a tool for behavioral change – 2017
Wework – Navigating the future of the workplace
Tim Harford – El economista camuflado

Imagen aportada por el autor del articulo

Quizás también te interese ver...

Newsletter ARQUIMASTER

¡Anotate para recibir GRATIS novedades de arquitectura, diseño y construccion: Proyectos, agenda, articulos y mas!