Una nueva escuela da las claves para desarrollar un aprendizaje flexible durante las pandemias

El aprendizaje y la educación deben continuar siempre. También en tiempos de pandemia. Nuestra propuesta para la escuela de primaria del Markham College en Lima, fue diseñada con ese objetivo y es la ganadora del concurso convocado por el propio colegio. El proyecto ha sido elaborado por IDOM en colaboración con el estudio danés Rosan Bosch Studio. Ideado para funcionar durante una pandemia, la escuela de primaria del Markham College proporciona un ecosistema para el aprendizaje. Un entorno flexible y preparado para el futuro, centrado en la sostenibilidad y el aprendizaje al aire libre.

En 2020, el cierre extensivo de colegios supuso un reto para el aprendizaje en todo el mundo. Las consecuencias a largo plazo del cierre de escuelas son profundas. Los edificios escolares centrados en la resiliencia, la flexibilidad y el aprendizaje personalizado pueden ser fundamentales para evitar el cierre de escuelas en el futuro.

Con nuestra propuesta para el nuevo entorno de aprendizaje de la escuela primaria del Markham College, desarrollada en colaboración con el estudio danés Rosan Bosch Studio, hemos creado un ecosistema imaginativo para el aprendizaje flexible.

Como primicia en su clase, el diseño presenta una escuela a prueba de pandemias. Está concebido como un paisaje de aprendizaje que desarrolla el potencial de aprendizaje de cada alumno, en un entorno donde el aprendizaje y la naturaleza van de la mano. Pensando en el futuro de la educación, está diseñado para capacitar a los estudiantes y fomentar las habilidades del siglo XXI.

Un entorno de aprendizaje basado en la motivación y la confianza es capaz de comprender que el aprendizaje se produce en todas partes, y de activar nuevos potenciales de aprendizaje, mientras minimiza los riesgos de la salud.

Con la situación que vivimos, los colegios deben adaptarse para cumplir las nuevas normas de salud y seguridad. Las unidades flexibles, la ventilación natural, los elementos móviles, las paredes plegables y los diversos espacios de descanso forman parte de la propuesta de diseño de una escuela preparada para lo imprevisto.

Integración del aprendizaje al aire libre

En lugar de reunir a todos los alumnos en un solo bloque compacto, la nueva escuela primaria del Markham College los distribuye utilizando la amplia zona escolar. El diseño promueve el uso flexible de los espacios y crea zonas polivalentes y conexiones que apoyan un movimiento continuo a través de la escuela. Además, apoya los enfoques educativos modernos que promueven que los niños combinen actividades al estudiar una asignatura.

«Proponemos una estructura comunitaria, que sustituya las aulas tradicionales por un sistema organizativo flexible de bases de operaciones combinadas con comunidades. De este modo creamos un paisaje de aprendizaje inspirador en el que los alumnos pueden entrenar la agilidad y estimular sus habilidades creativas y construir fuertes conexiones más allá de su grupo de año», explica Rosan Bosch, fundadora y directora creativa de Rosan Bosch Studio.

El edificio de la escuela está construido con una barrera exterior gruesa a lo largo de los límites del campus para protegerlo del tráfico de la ciudad. En el interior, el edificio de tres plantas abraza el corazón verde de la escuela. Con una fachada compuesta por balcones, jardines verticales, un puente de aprendizaje y pequeños patios, el edificio crea un espacio interior diverso y ofrece a todos los alumnos un fácil acceso al aprendizaje al aire libre.

«Entendemos esta nueva escuela como un proyecto de paisaje. Es una arquitectura basada en la topografía, los materiales naturales y la cultura peruana en relación con el paisaje», comenta Manuel Andrades, director del proyecto en IDOM.

Conexión con la naturaleza y pensamiento sostenible

Con materiales naturales, soluciones sostenibles y mucha vegetación, la estructura arquitectónica hace que la naturaleza entre y salga del edificio.

«La sostenibilidad es una de las piedras angulares de nuestra estrategia de diseño. Estamos construyendo con una energía casi nula y una huella de carbono neta nula, al tiempo que integramos materiales locales, reutilizados o reciclados. El edificio está diseñado para una ventilación cruzada natural que proporcionará un 100% de aire fresco sin ninguna recirculación», explica Manuel Andrades.

El clima cálido de Lima hace posible el aprendizaje al aire libre la mayor parte del año. Los patios exteriores sombreados, los jardines verticales y los patios interiores crean un paisaje de aprendizaje respetuoso con el clima, con un fuerte sentido de conexión entre la naturaleza y el aprendizaje, mezclando los límites del aprendizaje interior y exterior.

Inspirado en el paisaje peruano y en el río Hablador, el diseño fomenta un flujo serpenteante a través del terreno del campus. Como un río, los caminos toman forma de torbellinos y nuevas divisiones a lo largo de los grandes patios de la escuela, las zonas exteriores y el patio de recreo en la azotea, llevando la enseñanza a todos los rincones del campus.

Preparados para lo imprevisto

Se trata de la primera vez que colaboramos con Rosan Bosch Studio. Hemos unido nuestras fuerzas para el concurso de la escuela de primaria del Markham College porque hemos creído que era la mejor forma de crear el espacio idóneo para la educación de estudiantes ágiles que puedan improvisar y ser creativos durante una crisis, algo que la pandemia de la Covid-19 ha dejado claro que es más importante que nunca.

Con la escuela de primaria, los alumnos dispondrán de una estructura edilicia flexible y de entornos de aprendizaje diferenciados que los apoyarán en sus recorridos de aprendizaje.

Ilustraciones de IDOM/Rosan Bosch Studio

Quizás también te interese ver...

Newsletter ARQUIMASTER

¡Anotate para recibir GRATIS novedades de arquitectura, diseño y construccion: Proyectos, agenda, articulos y mas!