Aerotermia, el nuevo concepto en climatización

Las empresas locales están aplicando este nuevo concepto, que ofrece mayor eficiencia, confort, seguridad y menor impacto ambiental.

Los sistemas de aerotermia utilizan bombas de calor de última generación, diseñadas para extraer la energía contenida en el aire y transferirla a la climatización de los ambientes o al agua de uso sanitario. De esta manera, el sistema optimiza los espacios requeridos para su implementación, logrando instalaciones sencillas que no requieren de suministros de gas, ventilaciones o salidas de humo.

La aerotermia, en tanto combina bajo consumo, confort y un bajo impacto ambiental, se adapta a las tendencias que actualmente buscan consumidores y tomadores de decisión en materia de climatización.

En particular, en Argentina y en Europa, una de las tendencias más innovadoras es la utilización de equipos de aerotermia mediante piso radiante, tanto para la refrigeración como para la calefacción de espacios. Al incorporar tecnología Inverter, estas soluciones consumen menos energía que las instalaciones tradicionales, tales como calderas a gas o eléctricas, o equipos de aire acondicionado.

«Es un sistema ideal para desarrolladores inmobiliarios, constructores y propietarios de casas de countries, departamentos y oficinas, que buscan mayor eficiencia, confort, seguridad y menor impacto ambiental», sostuvo Sebastián Zimmermann, director de BGH Eco Smart, una de las firmas locales que ofrecen equipos de aerotermia (BGH GMV Home) para brindar aire acondicionado y calefacción basados en aerotermia mediante piso radiante.

Las obras que utilizan este innovador sistema logran un menor consumo, con rendimientos de hasta el 400% (EER 4). Esto se traduce en un 75% de ahorro energético, en comparación con una caldera eléctrica.

«En una casa de 250 metros cuadrados, por ejemplo, utilizando un sistema de aerotermia se puede ahorrar hasta un 75% en el costo mensual por el uso de la energía y se evita la demora en trámites relacionados a la factibilidad de gas, servicio que muchas veces es escaso en barrios en desarrollo», señaló Zimmermann.

Adicionalmente, el sistema ofrece una máxima calidad, al proporcionar una calefacción homogénea, circulando agua a una temperatura menor a 40º. Esto, además, puede configurarse según la temperatura que se desee en cada ambiente, sin generar corrientes de aire ni ruidos. Desde el punto de vista estético, las cañerías se instalan dentro del contrapiso, por lo que el sistema es «invisible” a los ojos.

En cuanto al aspecto económico, el sistema permite alcanzar una reducción del costo de construcción, ya que no requiere de instalación y ni habilitación de gas natural.

Para el cuidado del medio ambiente también hay ventajas. De acuerdo con el tratado del clima de París de 2016, adoptado por más de 170 países, la aerotermia se seguirá imponiendo como sistema de calefacción y será una de las claves en la descarbonización del planeta. La calefacción y agua caliente por aerotermia es sostenible y está calificada como energía renovable por la Unión Europea.

En síntesis, el piso radiante por aerotermia garantiza un mayor confort, ahorro y seguridad para el hogar.

Newsletter ARQUIMASTER

¡Anotate para recibir GRATIS novedades de arquitectura, diseño y construccion: Proyectos, agenda, articulos y mas!