Complejo Penitenciario de Colonia Pinto / Serra Arquitectos

Complejo Provincial para el alojamiento de Varones condenados sentenciados por la Justicia provincial (Colonia Pinto, Pcia. de Santiago del Estero, Argentina) por Serra Arquitectos. El presente proyecto, inaugurado recientemente, es un Complejo Penitenciario para el alojamiento de varones condenados sentenciados por la justicia provincial de Santiago del Estero. Lo diseñamos teniendo especialmente en cuenta las mejores prácticas emanadas de la Ley de Ejecución de la Pena Privativa de la Libertad 24.660 como así también las Normas establecidas por las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos y los Tratados internacionales sobre Derechos Humanos suscritos por la República Argentina.

Es un Establecimiento modelo en donde la adecuada separación de categorías permite proveer a cada una de ellas de las características particularizadas del régimen penitenciario adecuadas a las necesidades de los internos como así también implementa todos los períodos y fases de la progresividad del régimen penitenciario. Para ello el programa funcional cuenta con un programa muy amplio que incluye: seguridad externa, servicio generales, edificio de acceso y administración, un edificio de programas y servicios (talleres, escuela, cocina, espacios para visitas, etcétera), 3 Módulos de alojamiento de 104 celdas cada uno, dividido en cuatro sectores de 26 cada uno, y un sector de alojamiento especial de 36 celdas con servicios propios.

Lo proyectamos no solo teniendo en cuenta las relaciones funcionales entre los diferentes sectores, las condiciones de seguridad del conjunto y de los sectores funcionales sino también las características que deberán tener los desplazamientos de los internos, del personal de seguridad, de los profesionales y técnicos que trabajan, de las visitas y del personal de mantenimiento.

Además tuvimos especialmente en cuenta aquellos aspectos arquitectónicos que, de acuerdo a los estudios más avanzados sobre psicología de los espacios y el encierro, resultan favorables para minimizar el estrés motivado por la falta de libertad y por las medidas de seguridad destinadas a evitar evasiones, daños a los internos o al personal.

Para nosotros siempre es muy importante contar con espacios con la adecuada iluminación y ventilación natural, y aunque eso lo incluimos en todos nuestros proyectos penitenciarios, no siempre es sencillo de resolver. Porque la infraestructura penitenciara tiene muchos condicionantes, de seguridad sobre todo, que aunque lo dificultan, no lo impide. Muchas veces se confunde seguridad con habitualidad, y frente a esa confusión el resultado es de cárceles con espacios sombríos y muy mal ventilados.

Por eso en este proyecto, y por primera vez en Argentina, hemos incorporado una ventana de celda que, por sus generosas dimensiones, nunca antes se había hecho, requiriendo por nuestro lado muchas reuniones de trabajo con especialistas en tecnología, en habitabilidad, en seguridad y entre nuestro propio equipo de diseño, para luego convencer al cliente de sus bondades y de su conveniencia. Además, le hemos incorporado a cada una de esas ventanas de celda, un alerón protector del sol y de la lluvia. Dado que en Santiago del Estero el clima es extremadamente caluroso, queríamos que estuviera bien iluminada y ventilada, pero también protegidas particularmente del sol.

Porque entendemos que la infraestructura penitenciaria es un eslabón importante del sistema penitenciario, y que como tal debe garantizar no agravar los sufrimientos inherentes a tal situación, sino todo lo contrario, nuestra tarea como proyectistas es buscar las mejores soluciones para cada uno de los espacios. Los usuarios de estos edificios, más allá de todas las obvias cuestiones y restricciones de seguridad, necesitan y requieren la máxima habitabilidad. De ello depende, en gran medida, su readaptación. Por ello la iluminación natural y la ventilación fueron primordiales en esta nueva cárcel y, aunque siempre lo es, esta vez logramos nuevos y mejores estándares que, seguramente, elevarán la vara de las futuras cárceles que se construyan en el País.

También incorporamos texturas y colores en ciertos muros. Y como nueva idea, que espero se repita en las futuras construcciones penitenciarias, hemos quitado muchas rejas reemplazándolas por muros cribados cuya arquitectura es mucho más amable, amigable, sin que ello vulnere la seguridad, además de que permiten la ventilación natural en ciertos espacios. Esa fue una idea que venimos pensando desde hace mucho, y que finalmente logramos incorporar. Sus resultados son increíblemente buenos.

Este proyecto cuenta con muchos gestos y elementos arquitectónicos que no son los típicos carcelarios. Estamos convencidos que las prisiones no deben ser lugares infectos ni horribles y más convencidos aún que la arquitectura penitenciaria debe acompañar el avance en la humanización de los espacios y el desafío hoy, más que nunca, es lograr disminuir el sufrimiento, el aislamiento y el dolor de los individuos recluidos, elemento indispensable para la futura reinserción social de los mismos. Creo que en esta cárcel hicimos un gran aporte en ese tema.

Hemos incorporado también colores y texturas, no solo en los muros de los patios de los internos, sino también en la galería del edificio de programas y servicios, patio de escuela, y otros espacios.

Además de todas esas cuestiones de habitabilidad que mencionamos, en el diseño consideramos muy cuidadosamente la optimización de los costos operativos y de mantenimiento que requerirá el centro a lo largo de los años, como así también incluimos técnicas de diseño basadas en CPTED -Prevención del Delito mediante el diseño ambiental-, que comprenden, entre otras cosas, la aplicación de los principios de Control de acceso natural, vigilancia casual y reforzamiento territorial.

Además del trabajo que hemos realizado para la cárcel de Santiago del Estero, Serra Arquitectos ha participado realizando tareas de consultoría, proyectos y direcciones de obra, en varios otros centros penitenciarios tanto en el País como en el exterior -Chile, Uruguay, Ecuador, Colombia, Perú y Panamá-, contando, sólo en los últimos años, con más de 370.000 m2 y más de 11.500 internos.

Hemos visitado más de 60 cárceles, inclusive hemos recorrido algunas de las que diseñamos luego de varios años de habilitada. Todo ello nos hace mejorar la percepción de lo que pueda ser perfectible en pos de espacios que albergan la vida humana.

Para nosotros cada nuevo proyecto penitenciario es un nuevo desafío en donde vamos incorporando todo lo que sabemos que funcionó bien, en términos de escala de los espacios, iluminación, ventilación, visuales, infraestructura y seguridad y por su puesto seguimos estudiando y analizando mejoras permanentemente adaptándonos a las realidades de cada lugar donde nos toca trabajar, a cada Institución y a las características propias e idiosincrasia de la población penal.

Y si bien es cierto que el proceso de cambios en la infraestructura penitenciaria requiere tiempo, estamos convencidos de que los avances obtenidos no sólo los vamos a incorporar en futuros proyectos sino que seguiremos unidos a los avances internacionales de la arquitectura penitenciaria.

Ficha técnica
Nombre: Complejo Provincial para el alojamiento de Varones condenados sentenciados por la Justicia provincial
Ubicación: Colonia Pinto, Provincia de Santiago del Estero, Argentina
Oficina de Arquitectura: Serra Arquitectos
Comitente: Gobierno de la Provincia de Santiago del Estero
Superficie construida: 17.700 m2
Cantidad de celdas: 348
Año finalización construcción: 2021
Fotografías: Serra Arquitectos

Contacto
https://www.serra-arquitectos.com.ar/

Quizás también te interese ver...

Newsletter ARQUIMASTER

¡Anotate para recibir GRATIS novedades de arquitectura, diseño y construccion: Proyectos, agenda, articulos y mas!