«El Nido» Departamento turistico / María Beatriz Blanco

«El Nido» Departamento turistico por María Beatriz Blanco. El proyecto obtuvo el 2º Accésit en el 5º Premio Internacional InterCIDEC 2020 cuyo tema consistió en el diseño de interior de un Apartamento Turístico Sostenible. Hospedarse en un hotel es mucho más que encontrar un sitio para dormir: El huésped busca una experiencia diferente que le permita salir de su rutina cotidiana.

En los últimos años, viajar se ha convertido en uno de los deseos más populares en el mundo y la industria del turismo cada vez realiza mayores ofertas de sitios para hospedarse. En consecuencia, los turistas o viajeros de negocios se han puesto más exigentes a la hora de seleccionar el lugar donde establecerse y, cada vez más se le otorga una mayor importancia a la selección del lugar donde establecerse durante una estadía de viaje, teniendo en consideración tanto el precio, la ubicación y el confort, como los servicios a los que puede acceder.

La facilidad de acceso a los medios digitales para la búsqueda de sitios ha incrementado la demanda de departamentos conque tienen mayor similitud en las características de servicios a una vivienda.

Temas como el Covid, tornados, inundaciones y otros desastres climáticos, pueden provocar alteraciones en los planes de viajes y prolongar las estadías. Adicionalmente, esta «nueva normalidad » que estamos transitando nos lleva a buscar un remanso de tranquilidad para poder tener un descanso alejado de las preocupaciones.

Concepto
La propuesta se centra, principalmente, en un segmento de público exquisito y práctico, que busca lugares agradables y singulares, con un diseño muy cuidado, con detalles personalizados, y que no resigna el confort y la comodidad de un hogar. Un lugar no sólo para dormir, sino para poder trabajar, relajarse y hasta poder disfrutar de una comida tranquila luego o de una jornada laboral o de un intenso día de turismo, un nido que lo contenga, mientras se encuentra alejado de su verdadero hogar.

Este público es amplio, en cuanto a edades y situaciones. Puede ser un viajero de negocios, una pareja y hasta una familia con uno o dos niños.

Por esta razón se buscó generar un espacio en donde se pueda encontrar esa contención buscada: un lujar para relajar y poder conectarse con uno mismo y sus necesidades, que cuente con la versatilidad y flexibilidad para cada viajero pueda adaptarlo a sus necesidades funcionales y estéticas y a las situaciones en las que se encuentre.

Por todo lo antedicho, se pensó en un concepto que combine las ventajas de diversas tipologías de espacios de alojamiento temporario. Y así, se propuso una habitación con detalles de calidez de diseño casi personalizados, servicios de apart, pero que se podría llevar a cabo en un hotel de tamaño convencional.

Con un espacio amplio y despejado, que favorezca al relax, con detalles de diseño que puedan adaptarse a los lugares en que el hotel esté situado, ambientándolo con objetos vernáculos, para sentir una experiencia cálida e inigualable.

La incorporación de un espacio exterior dentro de la propuesta de habitación, resulta novedosa y un factor diferencial, para poder concretar los objetivos buscados, en los nuevos espacios para habitar.

Idea rectora
El proyecto consiste en la realización de un espacio cubierto por un cielorraso único que, a través de las ondulaciones que va adquiriendo en la trayectoria que realiza y la calidez del material seleccionado, sirve como elemento que cobija y como unificador al mismo tiempo del conjunto.

El espacio central del proyecto está delimitado por un piso de madera que recorre toda el área de estar y dormir (desde la expansión hasta la cama, elevándose en este punto para convertirse en el respaldo de la misma).

El solado de circulaciones y área sanitaria es una superficie lisa y pulida, acorde a la sensación de higiene requerida (mármoles, piedras sinterizadas, porcelanatos, etc).

El conjunto cielorraso y el solado lineal, direccionan intencionalmente el foco de atención hacia la expansión con el objetivo de generar visuales que generen distensión.

Los elementos «de utilidad funcional » se disponen en las paredes laterales componiendo muebles y funcionando, al mismo tiempo como elementos decorativos.

Los materiales
Esta propuesta fue pensada para ser realizada con materiales sustentables y renovables y la elección definitiva de cada uno de ellos se realizaría en función de las posibilidades y economías del sitio en el que se asiente, teniendo en cuenta los objetivos buscados en cada sector descripto.

Propuesta
1. Espacio de recambio de ropa y calzado de calle y guardado de elementos de sanitización (post Covid).
2. Área kitchenette.
3. Espacio guardado.
4. Sector apoya maletas.
5. Mueble de guardado de elementos de comedor.
6. Cama adicional rebatible.
7. Puertas plegadizas.

Acceso
El hall de ingreso a la unidad está conformado, hacia un lado por un mueble longitudinal y, hacia el otro por el volumen que encierra al área sanitaria. Al fondo, ya desde el acceso, se percibe el área verde, preparando al visitante para la experiencia.

El primer sector del mueble (ref. 1 en planta) corresponde al espacio de recambio de ropa y calzado de calle. Allí se proveen pantuflas y batas, y se disponen percheros Hang, para guardado de abrigos.

Sector Kitchenette
Una puerta aloja elementos básicos de mini kitchenette: frigobar, microondas, cafetera y vajilla. La puerta contigua, corresponde al sector de guardado (ref. 3 en planta).

Baño
Un elemento curvo, realizado en resina sintética o algún otro material maleable, de textura lisa y de fácil limpieza, da privacidad al sector de inodoro y bidet. En su cara externa, en conexión con la unidad, se aloja una bacha y espejo adicional.

La bañera brinda la doble posibilidad de uso: en intimidad, si se despliega la puerta plegadiza
(ref. 7 en planta) o en conexión con la totalidad del ambiente.

Completan el mueble de melanina, un sector de apoyo de equipaje que, eventualmente, y de acuerdo a las características y demandas del usuario, se puede ambientar con objetos decorativos (ref. 4 en planta)

Al final de su recorrido, se «pega a la pared» dando lugar y actuando de respaldo del escritorio «Poet», que junto con la silla Bazk, conforman el espacio destinado al trabajo.

La expansión
El sector de expansión es el punto focal de la propuesta. En su cara externa (fachada del edificio), está contenido por una estructura enrejada que actúa al mismo tiempo de baranda de protección y de sostén de las enredaderas que, junto con los árboles y/o vegetación de altura que pasan por uno de sus laterales y las plantas que se alojan en las macetas enfrentadas, generan un microclima que colabora tanto con la distención como con la absorción de ruidos exteriores o interiores del edificio si está en el contrafrente.

Al mismo tiempo, este espacio funciona, indudablemente, como pulmón verde hacia la ciudad. El equipamiento del mismo se compone con un banco Inside, que «dialoga» formalmente con el cielorraso que lo cubre y termina de reforzar el foco visual y dar carácter al espacio.

Como apoyo se utilizaron mesas bajas Brena, en una escala más pequeña. Unas lámparas escultóricas completan la ambientación.

Flexibilidad de uso
Algunos elementos como los bancos y módulos de mesas, están diseñados para conformar en su conjunto una pieza escultural y de ambientación del espacio. De esta forma, aportan la posibilidad de mantener la superficie despejada y con mayor amplitud y dar respuestas a distintas necesidades y deseos de diferentes usuarios o momentos del día.

Un sistema liviano de puertas plegadizas, permite sectorizar el espacio. Participa de este conjunto una cama adicional rebatible para grupos más numerosos.

El televisor permite su plegado y guardado en el cielorraso, por un sistema automatizado que lo repliega y extiende. De esta manera no hay necesidad de equipamiento adicional que entorpezca la continuidad espacial ni interrumpa las visuales extendidas.

El solado del área de descanso/estar es de madera que aporta calidez en este sector para dar mayor confort ante una posible circulación sin calzado.

La cama se recuesta sobre el respaldo de madera que «se levanta» del piso conformando un único elemento junto con las mesas de noche que forman parte del mismo conjunto.

Se propone la utilización de un pie de cama Lumi o Brin. Alineada con dicho pie de cama, se dispone una alfombra de colores cálidos, que sirve al sector de estar. Se contemplan la posibilidad de reemplazar la cama doble por dos camas simples.

Todos los elementos que componen el proyecto tienen la posibilidad de ser trabajados en taller, otorgando grandes ventajas a la hora de ejecutar la obra o reemplazar alguno de dichos elementos.

Ficha técnica
Nombre: El Nido
Proyectista: Arq. María Beatriz Blanco (mbb estudio)
Tipologia: Apartamento Turístico Sostenible
Premios: 2º Accesit en el 5º Premio Internacional InterCIDEC 2020

Contacto
http://www.mariabeatrizblanco.com

Quizás también te interese ver...

Newsletter ARQUIMASTER

¡Anotate para recibir GRATIS novedades de arquitectura, diseño y construccion: Proyectos, agenda, articulos y mas!