Home Office (Espacio 26 Casa FOA 2014) / María Anzoátegui y Cecilia Bravo

Home Office «In Pura Natura» (Espacio 26 Casa FOA 2014 La Abadia) por María Anzoátegui y Cecilia Bravo. La propuesta de ambientación de este espacio fue recrear un clima rodeado de naturaleza, cálido, rico, ordenado y con pocos colores, básicamente utilizando el amarillo como único color atencional. La paleta de color se reduce estrictamente al blanco, negro, dorado y amarillo.

La nobleza de la madera en el piso, el empapelado de árboles que rodea el espacio, las lámparas como elementos propios de la naturaleza, y el color amarillo del escritorio, como un gran sol, logran un clima único, reforzado por el color dorado que le da un clima de delicada elegancia.

La esencia y el espíritu que rodea a La Abadía, sumado a la rica arquitectura del propio espacio, fueron justamente la fuente de inspiración de los colores y los elementos que utilizamos para el proyecto.

Hay un claro eclecticismo de estilos donde se conjugan elementos contemporáneos y de otros tiempos, así como sus colores, tales como el dorado, que remite, al igual que el amarillo, al sol, la abundancia, los grandes ideales y la inspiración; esencia del espíritu divino.

Así mismo, el blanco y el negro enmarcan a éstos colores en un orden de perfecta armonía.

Éste es el Espacio de una joven diseñadora, exitosa, talentosa, independiente, emprendedora, creativa, que conoce el mundo y posee una gran sensibilidad.

En este ambiente ella encuentra el estímulo y la inspiración necesaria para cada una de sus creaciones. Es su refugio perfecto luego de un largo día de trabajo.

Ella aquí se relaja y deja volar su imaginación en medio de este bosque encantado.

El papel, de árboles con peras doradas a la hoja envuelve al ambiente en un clima de ilusión (Woods & Pears de Cole & Son, Miranda Green).

El piso de madera le da a la caja la suficiente calidez para poder jugar con objetos más rígidos como el escritorio de líneas rectas, laqueado de color amarillo (Piso de roble de Eslabonia Black Oak de Patagonia Flooring).

Escritorio: laca poliuretanica color amarillo realizado por el diseñador industrual Federico Bugada.

El terciopelo negro de las cortinas aportan un marco de dramatismo a la escena mientras que los diseños geométricos en blanco y negro de la alfombra de lana, así como el tapizado en «pied de poule» de las sillitas francesas y el estampado de la pantalla de la lámpara del escritorio, aportan un juego lúdico fundamental en el espacio.

La alfombra en especial, es una pieza relevante en esta deco, que verdaderamente le da toda la energía y la fuerza justa para que cada elemento cobre vida (Alfombra: diseño de David Hicks realizado por Vanina Mizrahi).

El sillón de líneas Decó enchapado en anigré, junto con la clásica silla «The Chair» en color caramelo, dan calidez al ambiente (Sillón «Berlin» realizado por La Compáñía y silla «The Chair» diseño de Hans Wegner de Acento).

También juega un rol interesante la silla mano, laqueada en blanco, que aporta un toque de eclecticismo total en el espacio.

La iluminación para nosotras juega un papel fundamental a la hora de crear determinados climas. Preferimos las luces bajas, de mesa y de pie y rara vez la iluminación de techo.

En este caso y por ese motivo decidimos bajar le cielorraso para poder colocar dos luminarias doradas y de éste modo poder lograr un clima más íntimo (Pantallas color dorado opaco de Fábrica de Luz).

Para las luces bajas elegimos piezas de cerámica color blanco, aportando frescura y aludiendo a formas de la naturaleza que acompañan perfectamente la idea planteada.

El ananá era una pieza de deco, que la transformamos en, lámpara, y le incorporamos una pantalla forrada con un papel geométrico de Designers Guild (Lámpara blanca de mesa «Ananá» de Harturo, lámparas Blancas Flor de Duveen, lámpara blanca de pie «Colibrí» de Foscarini de Iluminación Agüero).

Por último y no por ello menos importante, en el espacio hay una importante biblioteca de madera pintada de negro, que curiosamente estaba en el lugar cuando fuimos a visitarlo por primera vez y sin pensarlo decidimos que era perfecta para el proyecto.

La reacondicionamos, restauramos, patinamos e iluminamos y le pusimos botones dorados como tiradores aludiendo al espacio de una diseñadora de modas.

Como elementos decorativos elegimos figuras de cerámica blancas, como cacatúas, caballitos de mar, loros, ciervitos (Harturo) libros y objetos dorados, entre ellos un gran sol dorado a la hoja y dos ángeles querubines putines, considerados como los guardianes de la Gloria de Dios, que terminan de componer el espíritu del espacio con alegría, abundancia y protección.

Sponsor: Pao Colombo (Diseñadora de moda)

Contacto
http://www.anzoateguibravo.com.ar

Quizás también te interese ver...

Newsletter ARQUIMASTER

¡Anotate para recibir GRATIS novedades de arquitectura, diseño y construccion: Proyectos, agenda, articulos y mas!