Alba propone llevar dulzura a las paredes a través de tonalidades chocolate

En el clima de armonía y renovación que la Pascua significa, el tradicional intercambio de chocolates transforma el día todavía en algo más especial. Y como los colores también tienen el poder decrear atmósferas únicas, ¿por qué no llevar el tono del cacao a las paredes?

Dentro de las tonalidades de la paleta de colores de Alba, 11 están relacionadas con este tema, inclusive en el nombre. Chocolate Amargo, Bizcocho de Chocolate, Chocolate y Pimienta, Trufa de Chocolate, Chocolate Liviano, Rubor de Chocolate, Beso de Chocolate, Chocolate caliente, Chocolate con leche, Licor de Chocolate, Chocolate Claro, entre otras.

«El color tiene un poder transformador en nuestras vidas, provoca sentimientos positivos, nos hace ver el mundo diferente. Por ello invitamos a todos a que se atrevan a unir estas sensaciones en combinaciones adecuadas de tonos, capaces de crear espacios todavía más acogedores y únicos, tanto en la Pascua como también en todos los otros días», afirma Liliana Dabove, especialista en color de Alba.

Las tonalidades marrones derivadas del chocolate crean una sensación de aproximación y calor y, combinadas con tonos más intensos como verdes y violetas, avivan el espacio.

Por ser clasificados como neutros cálidos, los marrones se ajustan bien con todos los tipos de decoración desde las clásicas, pasando por las románticas, hasta las más modernas, incluyendo elementos contrastantes.

A continuación mostramos algunas combinaciones con diferentes matices de chocolate:

Quizás también te interese ver...

Newsletter ARQUIMASTER

¡Anotate para recibir GRATIS novedades de arquitectura, diseño y construccion: Proyectos, agenda, articulos y mas!